Hipertexto: usos correctos y errores comunes

6 Nov

PR02_HIPERTEXTO_061112_LAURAMARTINEZ

Sin títuloLa irrupción de internet en la sociedad y con ella la llegada del ciberperiodismo ha proporcionado un espacio prácticamente ilimitado al periodista para presentar la información que desea transmitir. Hasta ese momento, los informadores disponían de un espacio más que limitado y de posibilidades escasas para enriquecer la información que presentaban, así como para contextualizarla y dotarla de mayor credibilidad.

La herramienta de la que hace uso el periodismo en internet y que cada vez está más extendida en el mundo de la comunicación es el hipertexto. De las múltiples definiciones que distintos autores han emitido del término, se deduce que en definitiva se trata de “un sistema que permite conectar información mediante enlaces”, tal como muestra el doctorando Félix Arias en su blog. De la buena o mala interpretación del significado de hipertexto depende que su uso sea más o menos correcto, un hecho que podemos comprobar en una serie de noticias extraídas de las webs de distintos medios.

Por un lado, encontramos un buen ejemplo del uso del hipertexto en la noticia de El País.com “Gallardón dice que la malformación del feto no será razón para abortar”.

Aquí podemos observar cómo, a primera vista, la distribución de los hipertextos logra crear una armonía visual que facilita la lectura de la noticia haciendo que sea fácil identificar los hipervínculos y dónde van a conducirnos al pinchar en ellos. Por ejemplo, el primer enlace que aparece hace referencia a una entrevista publicada en La Razón que es la que da pie a la redacción de esta noticia. Al pinchar en el enlace, como marcaban las expectativas, nos conduce a la mencionada entrevista. En otro enlace de este mismo artículo, se conduce al lector a noticias relacionadas con lo que se dice dentro del propio medio, en este caso El Pais.

Otro ejemplo de buen uso del hipertexto podemos encontrarlo también en El País. En este caso se trata del artículo: “La mayoría del Constitucional acepta ‘matrimonio’ para la unión homosexual”, que además de respetar una distribución lógica de los hipervínculos va más allá y añade dos piezas relacionadas situadas al lado de la noticia mediante dos enlaces.

Por el lado contrario, encontramos ejemplos de una mala interpretación del concepto de hipertexto. En primer lugar, en el artículo de Yahoo.com “Fomalhaut b, el planeta ‘zombie’ que ha regresado a la vida” se puede observar que, a simple vista, ya no resulta tan cómodo de leer como los anteriormente comentados debido a la distribución de los hipervínculos y la incursión de piezas relacionadas a lo largo de la noticia, dificultando su lectura. Además, la mezcla de negritas con hipervínculos e hipervínculos en negrita conlleva, si cabe, mayor incomodidad a la hora de dirigir la mirada a los datos más importantes.

Siguiendo el mismo esquema, y en el mismo medio, encontramos otra noticia que además de caer en los errores de la anterior añade otros distintos. Por ejemplo, no sólo abusa del uso de negritas sino que también lo hace del de hiperenlaces, por no hablar de la abusiva extensión de los mismos y de las palabras que incluye en el vínculo de las que se podría prescindir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: