“Fue una misión, no una carrera”

28 Nov

PR03_KAPU_141212_LARA RAMOS

PERFILEl pasado miércoles 21 asistimos, en las aulas de la Miguel Hernández, a la conferencia de Beata Nowacka, biógrafa de Ryszard Kapuscinski, famoso periodista, historiador y escritor bielorruso del siglo XXI,  que nos permitió asomarnos a la trepidante y pasional carrera periodística ejercida por el autor.

Ante un aforo más que generoso, los estudiantes fueron testigos, con la colaboración de un intérprete, del camino que recorrió este periodista, durante más de una década, de norte a sur por el continente africano, donde fue testigo de las más cruentas batallas protagonizadas por los dirigentes despóticos que dominaban los países en vías de desarrollo.

Guerras, golpes de estado, todo fue captado por su ojo fotógrafo y su libreta, que siempre le acompañaban, lo que le llevaría a experimentar algunas de las situaciones más al límite con las que se haya podido encontrar a lo largo de sus días.

Ryszard Kapuscinski siempre defendió un periodismo fiel a la realidad, alejado de las pretensiones políticas que dominaban en aquellos tiempos. Entre sus memorias, encontramos algunos apuntes acerca de lo que significaba para él su profesión. Y es que el escritor siempre defendió un periodismo honrado, objetivo, un periodismo que precisaba de otras personas para llevarse a cabo. Una profesión que exige amar a otras personas, y en especial, amar a la profesión. Se referíaa las dificultades de la vida, como el mejor estímulo para crecer en ella.

El caso Kapuscinski es otro de los muchos ejemplos de héroes anónimos. Personas que arriesgan sus vidas por darle voz a casos generalizados, en los que la censura de la información pública y la violación de los derechos humanos no queden impunes. Como él, existen otros ejemplos de personas que trabajan al borde del abismo, como Reporteros sin Fronteras, que velan por la libertad de prensa, y por la máxima seguridad de los periodistas.

A través de subvenciones públicas, de la venta de álbumes de fotografía o de calendarios, esta organización consigue descubrir qué sociedades están actuando al margen de la ley, y denunciarlo. Pese a que en ocasiones, estos reporteros se

quedan a mitad del camino (muchos son encarcelados, secuestrados, o ejecutados), nunca pierden la esperanza de cambiar estos sistemas antidemocráticos, y que en muchas ocasiones es la población misma del país la que sufre las consecuencias de estas notorias irregularidades.Con numerosos reconocimientos a sus espaldas (Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades o Doctor Honoris Causa), Kapuscinski es, a día de hoy, uno de los periodistas más emblemáticos del panorama internacional.Todo un sinfín de anécdotas plagadas de vida, de enseñanza, de sabiduría que los alumnos de Periodismo captaron a la perfección, y que con el mejor de los ánimos, que habrán servido para calar en sus actitudes y reforzarles ese sentimiento de compromiso que les ha llevado a involucrase en

 esta licenciatura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: